domingo, 16 de diciembre de 2012

EL HORNO DE LA FUENSANTA


Ahora que se acerca  Nochebuena viene a mi cabeza aquellos días previos cuando era pequeña y esperaba con ansia estos días en los que los peques tienen vacaciones y espera montones de regalos.
Yo esperaba regalos, pero esperaba con mucha ilusión la visita anual al horno de la Fuensanta.
Era el horno más conocido y famoso (y con razón) de mi ciudad. Estaba en el centro, el casco antiguo que dirían ahora, entre calles estrechas llenas de comercios y oficinas de notarios, abogados, y profesionales liberales en general, junto a ala Catedral.
También por ahí estaban las consultas de los médicos privados a los que con mucho esfuerzo gente como mi madre llevaba a los suyos por una enfermedad que la sanidad pública por aquel entonces no atendía bien.
El caso es que aquel horno-panadería-confitería era una establecimiento con unos escaparates que me parecían enormes llenos de pasteles de todo tipo. Dentro era un cuadrado con un mostrador que tenía la misma forma,
En navidad había colas de gente para comprar las tortas de pascua, orejas de fraile, tetas de monja, huesos de santo, polvorones en forma de corazón, roscos de vino...
Qué olores, que calorcito bueno !cuantas piernas de gente a mi alrrededor!. Parecía aquello un bosque de piernas.
Mi madre siempre compraba los mismo: las tortas de pascua con forma redonda y estrellada cubiertas de almendra picada y azúcar. Los roscos de vino de color blanco, aquellas orejas de fraile como una empanadilla dulce cubierta de azúcar con cabello de ángel por dentro. Los polvorones! ay! esos polvorones que se deshacían en la boca. Y el pan de cadiz?, y aquellas bolas de piñones, mazapán y yo qué sé más?.
Recuerdo las bandejas rectangulares con su mantelito de papel con puntillas y el cordel azul colgando del dedo corazón metido por el lacito, el brazo extendido para que no rozara nada y no se rompiera la mercancía...
Al llegar a casa ella lo colocaba todo ordenado en el primer cajón del aparador y yo siempre preguntaba ¿mamá esto es solo para las visitas?. Las visitas eran su hermana con su marido y mis primas en el primer día de navidad.
Por la misma fecha mi padre llegaba con la cesta  que su empresa le regalaba. Una caja grande de madera cuya tapa a veces era un cuadro. Llena de bolsas de peladillas de las gordas y de las de forma de piñón, pastillas de turrón, bombones, alguna lata de piña , botella de sidra El Gaitero, !champán!!
Aquello también se guardaba pero en el segundo cajón del aparador.
Me parecía todo un festín sobre todo porque a lo largo del año jamas teníamos semejantes viandas.Por eso y porque preferentemente se guardaba para cualquier visita a casa me cabreaba tener que quedarme mirando hasta que dieran la señal de que podíamos comer. Sin embargo lo cierto es que siempre escamoteaba algo y si mi madre se daba cuenta yo ponía cara de no saber nada. Cuantas veces abrí ese aparador que ya no existe y se comió la carcoma para coger algún dulce a escondidas, la boca llena de golpe y el polvilllo del azucar que se me escapa entre los labios, tragando deprisa .
 En esos  días tan especiales se usaba la cristalería que tan cuidadosamente sacaba mi madre de la vitrina, con aquellas copas tan delicadas con dibujos de flores y hojas preciosos, con sus dos jarras altas con asa de curva grande.
En nochebuena la cena era una ensaladilla de merluza con lechuga y mayonesa, antes una sopa de ese caldo, !qué buena! , ahora no me atrevo a hacerlo de nuevo para no estropear el recuerdo del aquel sabor.
Luego la bandeja con los dulces, entonces podía comerlos y era una verdadera gozada.
Recuero el mantel verde a cuadros con sus servilletas de tela, no de papel, sus cubiertos de alpaca que luego fregábamos en el lavadero de mármol y que me quedaba muy alto.La radio puesta escuchando los villancicos.

Al final de la cena tocabamos la pandereta y la zambomba.
Yo sabía que faltaba poco para los Reyes Magos y cuando preguntaba por ellos y por dónde andarían  me contaban que andarían  por África cerca ya de España.
Pero el día de los Reyes Magos es otra historia.

domingo, 2 de diciembre de 2012

EL CINE Y YO

La primera escena de una película que se me viene a la cabeza es la creación del mundo en La Biblia, yo estaba en la primera fila de la sala. El mundo y su rugido mientras se creaba me venía encima como un tornado.
En aquellos años una tarde de cine y pipas era lo que la gente vulgar y corriente hacía para su esparcimiento y era de lo más económico. Claro eso era entonces....
Había dos rituales que se cumplían siempre,   no podía ser de otro modo:
El día del espectador en miércoles.Sobre todo me gustaba la terraza del cinema Iniesta en el barrio del Carmen. Ese cine era precioso, tenía unas puertas y un anfiteatro y unas escaleras que a mi me dejaban embobada parecía un palacio .
 La terraza de verano dónde proyectaban en esa estación del año fue escenario de alguna aventura de la que yo solo recuerdo una,  pero mi madre se encargaba de recordarme otra.
Una era cuando se proyectaba en El árbol del ahorcado. Durante  la escena de la diligencia desbocada a punto de caer todo el mundo en tensión, atentos... a mi se me  escapó la botella de gaseosa que con su vidrio y todo su gas explotó en el suelo. El grito (contaba ella) de todo el cine fue unánime.
La otra,  la que yo recuerdo, fue durante la proyección de una película de vaqueros (que me entusiasmaban). El caso es que debía ser tan mala aquella película que solté en medio de ella y de la noche ! mamá esto no vale ná, esto es un chuminá! . Que  mala era! la peli digo.

Los domingos era cuando mi padre me llevaba sistematicamente después de comer a la primera sesión, así pasábamos la tarde.
Me daba una rabia tremenda llegar siempre tarde con la sesión empezada por dos causas: La primera era que  había que esperar a la segunda peli para ver el principio de la primera cuando ya sabía el final, argggggggg!.
La otra era que nos tocaba quedarnos de pie entre la gente, mucha gente, o en el palco lateral desde el que yo veía bien.
Cómo se fumaba entonces en el cine..., mi padre a veces salía un momento fuera y me dejaba sola en el asiento, menos mal que volvía pronto. Cuando terminaba todo y salíamos  en invierno a la calle para esquivar el frío me ponía el verdugo de lana que solo me dejaba los ojos a la vista y el vaho de mi boca calentaba el interior de mi cabeza  y toda la cara se ponía caliente rápidamente. Aquello era frío y no lo de ahora, será cosa del calentamiento global de la tierra.
Me gustaba el ambiente que se respiraba en aquellos edificios vestidos por dentro con sus cortinajes rojo intenso como de terciopelo. Me gustaba mirar a los que esperaban como yo  en el pasillo, toda emocionada pensando en lo que íbamos a ver, observaba las parejas de novios dándose besitos castos en las mejillas aunque yo sabía o intuía que había algo más que esos inocentes besos.
Odiaba  que me llevaran a ver películas de dibujos animados, yo quería ver películas de verdad!
A la salida del cine también sistematicamente ya fuera del Coliseum o El Iniesta, me llevaba mi padre al bar de Mónaco a tomar una ensaladilla rusa con una cervecita pequeña, daba igual que yo fuera una niña pero lo cierto es que no soy alcohólica...Cómo me gustaban aquellas ensaladillas !que ricas!!, y las almendras fritas y me veía reflejada en gran espejo frente a la barra del bar, y veía al resto de la gente comer sin mirarlos directamente, a través del espejo.
Eran unos domingos estupendos,  por la mañana iba a por el periódico y mi tebeo, y luego al cine, para eso nunca faltaba dinero. Nunca ha faltado para eso.
También me llevaba mi hermana: Con ella iba más temprano y llegaba al principio de todas las películas. Ella me llevó a ver Siete novias para siete hermanos, Chitty Chitty Bang Bang,  West Side Story y muchas más.
El resto de películas que no veían en el cine las veía en casa de Juani con su padre Antonio que tanto me quería y al que tanto quería yo "Carmencica, ¿que ponen esta noche en la tele? mientras cenaba con su trozo de pan, su navaja manchega cortando el queso sobre el pan, y yo contestaba siempre dando la información requerida.

Era de justicia e imperdonable no ir al cine el primer día de Navidad, era nuestro ritual. Íbamos a ver la película recién estrenada para la ocasión, así vi Memorias de África con la hija de mi prima, o Titánic.
Ahora  ya no es así. Todo se va perdiendo y yo canto lo que pierdo y lo que se pierde es la ilusión.
Con los años ya  asentada en mi trabajo e independizada en un pequeño apartamento junto a la casa de mis padres retomé la costumbre de ir al cine. Pero entonces quedaba con mi madre: Al salir de la oficina yo la esperaba con las entradas que orgullosamente había sacado con mi dinero y no el de ella en mis manos. La veía venir a lo lejos, tan guapa! tan bien arreglada para la ocasión...
Vimos decenas de estrenos juntas, estrenos que hoy pasan por televisión y cuando estoy con mi marido en el salón viéndola digo invariablemente "esa la vimos mi madre y yo en el cine", e invariablemente él me contesta "las has visto todas con tu madre". Y recuerdo cada uno de los momentos de mi espera en la puerta de las salas de proyección, cuando llegaba ella, cuando subíamos las escaleras, cuando buscábamos el mejor asiento, y la salida al final a la calle, ya de noche, comentando la historia.
Son muchas las escenas que retengo en mi retina de muchas películas, si me preguntaran con cual me quedaría no podría elegir.
Rebeca, Luz de gas, Matar un ruiseñor, Cinema paradiso, Casablanca, La muerte tenía un precio, El árbol del ahorcado, pero siempre siempre queda en mi el poso triste de Rebeca. Una y otra y otra y otra vez la he visto y siempre hay algo nuevo en ella que me maravilla.
Y su final con aquel incendio de la mansión purificando con su fuego todo rastro de mal. Es una escena que no puedo olvidar, o ella en el coche acariciando su collar de perlas, deseando ser otra.
Hay finales gloriosos, como el Casablanca.
Hay películas para cada ocasión, como los juicios de Nuremberg con el impecable Charles Laugton, !excelso!.
Hay películas como Belinda , o El séptimo sello, o ....podría pasar mi vida recordando.
Hay películas como Rojos que vi con un compañero de facultad que pasó el tiempo intentando meterme mano, ufff, yo quería ver la peli!. O Nueve semanas y media que fui a ver con una compañera un día que pasamos de la clase, muy conservadora mi compañera y yo mientras la veíamos me venía un color y se me iba otro pensando en ella.
Y Novecento??? qué película, qué imagen la de los campesinos avanzando desafiante ante los espectadores: Compré el poster de esa escena, poster que mi madre me instó a quitarlo de la pared de mi habitación cuando el nefasto 23-F cuando a Tejero se le ocurrió irrumpir en el Congreso de los diputados pegando tiros...que pena me dio deshacerme del poster.

A lo largo de los años he visto muchas, muchisimas películas pero la magia del cine parece haberse perdido, odio los grande centros comerciales con tiendas de ropa, comida rápida, zapaterías, etc y... alguna sala de cine, me hace daño a la vista.
Ya nada es igual pero sea como sea sigo amando el cine.

domingo, 11 de noviembre de 2012

FLORIDABLANCA

Repaso mentalmente mi jardín de infancia y preadolescencia en el barrio del Carmen.
Mi parque tenía un estanque con patos  de los de verdad como no he vuelto a ver,  y un apartado cerrado para jugar los niños. Me gustaba especialmente un  laberinto cuadrado  y metálico por el que yo entraba desde abajo hasta llegar trepando a lo más alto. Probablemente si lo viera ahora me parecería especialmente pequeño, tenía su tobogan y los típicos columpios para volar por el aire con el impulso de tu espalda colgados de un arco de hierrro con cadenas a las que cogerse.  Arriba y abajo, arriba y abajo con un vuelco en el estomago. Una vez me caí al suelo y me quedé pegada a la tierra esperando que terminara de pasar por encima para que no me diera en la cabeza.
Pero lo que más me gustaba y con diferencia era un ficus enorme por el que yo trepaba como un mono hasta dónde podía para quedarme sentada en un hueco y ver la calle dónde estaban los cines del mismo nombre que el parque "Cines Floridablanca"  sus reaices sobresalían de la tierra y eran largas retorcidas.
En el ficus me sentía recogida y lo observaba todo, incluida mi hermana cuando me llevaba acompañada de sus pretendientes. Ya mayores las dos le hice saber la rabia que me daba que me aparcara en los columpios para pasear inocentemente con ellos porque  me parecía que no estaba bien, que tenía que estar a mi cuidado y no roneando con chicos porque me daba miedo quedarme sola y perderme. El parque dejaba de ser mi lugar de juegos y era un lugar inseguro en el que me sentía sola y con miedo, un miedo desconocido.
Un día al no verla hice memoria para volver a casa, al llegar  mi madre se quedó a cuadros me cogió de la mano y pensando en mi hermana volvimos al parque pero  ella ya estaba de vuelta con cara de susto junto a su pretendiente que años después me ofreció trabajo. Estaban buscándome como locos y más tarde supe me enteré que le interrumpí una declaración de amor...
Ese parque lo visitaba los domingos y en verano. Con el curso académico aprobado como debía ser podía salir sin remordimientos porque "tenía la satisfacción del deber cumplido que nos enseñaban en las clases de la F.E.N."
El mejor verano que recuerdo fue aquel en el que un tiburón, coche alemán conocido por aquel tiempo sólo por referencias, empezó a pasear por delante de mi casa. Obviamente no me buscaba a mi, buscaba a mi hermana.
Lo conducía un alemán muy rubio, tremendo de grande con cara simpática , estaba de paso como turista y se había fijado en esa española morena bajita que era ella. No hablaba español pero entre el ingles de Lola y el lenguaje más sabio de todos los tiempos, el gestual, se entendían.
A mi me gustaba aquel alemán y su coche, sobre todo me gustaba porque con él no me dejaban apartada en los columpios, me cogían de la mano cada uno y me levantaban por lo alto para dar un salto, y él siempre decía !atensión! !precausión! y a dar un salto tremendo cogida de sus manos.  Era tan grande y tan fuerte!!.
Además me reía mucho porque  no sabía comer pipas, no las había visto nunca y se asombraba mucho de vernos comerlas y como se hacía. Me manejaba como a una peonza, eso no me lo había hecho nadie.
Quería llevarse a mi hermana a Alemania con él, ella para él y él para ella como tu Chita - yo Tarzán.

Como ese parque estaba cerca de casa cuando fui creciendo continuaba siendo mi lugar de esparcimiento. Enfrente estaba mi colegio público y el Instituto, de modo que dejó de ser un lugar de juego para convertirse en punto de encuentro con mis amigas y mis amigos, pocos pero amigos incluido mi primer amor. Allá que iba yo con lo que eran mi mejores galas a mis ojos (por ahí anda una foto con un desmangado azul marino bajo el que me ponía una blusa de cuadros a amarillos todo heredado porque pese a la diferencia de edad con mi hermana mi cuerpo creció asimilandose en tamaño al suyo).
Entonces pasó a ser un espacio para pasear y mirar mi ficus con cierta nostalgia. Había tardes en las que me ponía en el lado que daba al instituto para controlar al personal,  el instituto, el colegio y la iglesia con sus dos torres a cada lado del pórtico.
Como me gustaba mirar tras la verja de hierro terminada en puntas de flecha!
Había jacarandas que con sus flores alfombraban no solo el parque sino la acera que estaba al otro lado de la verja, con sus flores lila en forma de trompeta. Hoy día los tengo frente a mi casa, en otra ciudad, en otro parque sin patos, pero con juegos para los niños, y cuando florecen y bajo a mi perra a pasear es un poquito como si estuviera en Floridablanca.

lunes, 29 de octubre de 2012

PACO EL GAFAS

En mi barrio había dos tiendas de ultramarinos, la de Paco el gafas y la de Rodenas, además estaba el mercado y una carnicería al final de una calle cercana a casa. Muy cerca también  se compraba el carbón para el brasero.
Paco el gafas, llamado así por motivos obvios era la típica tienda de barrio que tiene absolutamente de todo y una barra dónde los obreros iban a media mañana para comer unos hermosos bocadillos con su chato de vino.
Me volvían loca esos bocadillos de atún y mayonesa con aceitunas liados en papel de estraza pero era muy extraño que me comprara uno salvo le sisaba a mi madre algo de dinero.
Para mí el mostrador era un muro enorme tras el que veía un tío grande con gafas, enérgico, que corría de aquí para allá atendiendo al personal.
La tienda de Rodenas era la tienda vip del barrio dónde mi madre,  de estomago siempre delicado,  compraba el jamón york que entonces era algo muy exquisito y solo para enfermos o gente con dinero.A mi me daba mucha risa escuchar al tendero preguntar invariablemente a cada clienta ¿que desea joven amable? me lo decía incluso a mi que era una cría. Lo que más me gustaba era el mostrador de mármol , me parecía hermosísimo. Allí solo se compraba el mencionado jamón y los huevos (esos que en un episodio psicotico de mi madre decía !quitame esos huevos de rodenas de la televisión que me dan miedo!..).
En la tienda de Paco el gafas se compraba el resto de cosas empaquetadas porque el mercado era el centro de la compra principal, verduras, fruta y demás, y muy ocasionalmente llegábamos hasta la carnicería . Eso no me gustaba me daba asco el muestrario sanguilonento de la carne aunque me entusiasmaba un portalón de madera con adornos dorados de latón siempre brillantes como un espejo.
De modo más vago recuerdo la compra del carbón, pero sí perfectamente el calor de aquellos braseros bajo la mesa de camilla hasta que se sustiyó por la lampara de infrarrojos enrroscada en la mesa.
Ahora bien, el suceso más importante de aquella época fue cuando mi hermana compró como algo realmente extraordinario una cosa nueva, redonda, dulce, blanda que trajo envuelta en su papel de estraza.
Era un donuts!! El primer mordisco en aquella pieza tan blandita y dulce que quedó apresada entre mi paladar y mi lengua saboreando su dulzor fue mi primer instante de felicidad suprema, que rico!!! no salía de mi asombro, me decían que era americano, casi nada!

Nunca he vuelto a comer donuts como aquellos.
Ahora transcurridos muchos años, ya no queda nada de la tienda de Paco, no existe la de Rodenas. Un cuchitril de lo que yo consideraba muy grande, oscuro y regentado por gente de ojos rasgados sustituye a la primera, y a la segunda una tienda grande con ropa, calzado, pituras, también del mismo cariz. Vaya por delante que no me importa como sean sus ojos, pero me da pena.

viernes, 12 de octubre de 2012

FILOSOFIA

Descubrí esta asignatura en sexto de Bachiller y me enamoré de ella haciendo honor a su nombre y lo que significa.
Se quedó grabado en mi mente lo que yo llamo el primer principio a seguir y que la define:
No tiene más valor que el de ella misma, su significado., amor por la sabiduría.
En unos tiempos en apariencia muy distintos a los de ahora, ya que corría el 74-75, aquello me marcó porque no participaba ni participo de esa actitud que hace que solo valores aquello que tiene una utilidad inmediata y clara con resultados igualmente inmediatos y claros.
En C.O.U cuando yo ya me interesaba especialmente por la res publica y demás,  estudiaba en un instituto público situado lejos de mi casa y en medio de la huerta murciana.
Instituto masculino y frente a él el femenino "como Dios y a  la Santa Madre Iglesia manda" .
Era gracioso por no decir patético vernos en los recreos, ellos salían al espacio intermedio y nosotros encerradas en el patio a través de las verjas hablando con ellos. Romeos y Julietas que solo coincidíamos a la entrada o salida. Qué de taquicardias cuando veías a alguno que te hacía tilín, ya fuese a la entra o salida.
Yo adoraba mis clases de filosofía con D. Antonio, un valenciano de cara seria con gafas, alto y delgado.
 Además usaba de un corsé ortopédico que me impedía sentarme como las demás y guardaba en el armario de la clase un cojín sobre el que me arrodillaba en primera fila para que nadie me tapara la pizarra, y para que mis ojos pudiesen ver un poco a distancia los libros en mi pupitre y escribir, toda envarada sujeta desde el cuello hasta las ingles por aquel instrumento de tortura lleno de tornillos y barras (cuando alguno se me soltaba y salia rodando entre la ropa, riendo y yo con ellas decían !te falta un tornillo!)
Una de las primeras cosas que nos explicó él era que no debíamos creernos que por ser estudiantes no teníamos que saber coger una aguja y coser un dobladillo, a lo que yo asentía totalmente conforme.
El estudio de su asignatura para mí era un verdadero placer, desde los presocraticos hasta Kant, pasando por todos hasta llegar a aquel momento .
Cuando hacia calor para estudiar  me ponía en la terraza lavadero de mi casa,  apoyada en la pila con mi libro entre las manos y explicando los temas estudiados para verificar que me los sabía.
El acceso al instituto era un lodazal insoportable cuando llovía, de tal cualidad era dicho terreno que se nos hundían las piernas en el barro y no había dios que saliera de ahí, menos aún  yo con mi corsé.
Hartos todos alumnos del masculino y las del femenino de aquella situación,  decidimos hacer una plantada en medio de los dos institutos y de ahí ir en manifestación ante el ayuntamiento con nuestros zapatos llenos de barro. 
La hicimos y juro que fuimos los dos institutos casi al cien por cien.
Otro día hicimos una huelga, y de mi clase fui la única que se quedó acudió. Con gran pena por mi parte por faltar a clase de filosofía pero dispuesta a perder lo que fuera para reivindicar lo que era justo. Solo queríamos que urbanizaran el acceso a los institutos.
Entonces acudían a reprimir manifestaciones los marrones, y tuvieron la genial idea de enviar furgonetas con rejas y montones de marrones para sofocar la protesta de aquellos niños, yo tenía 16 años.
Incluso en un momento dado cargaron contra nosotros que solo estábamos ahí  quietos y muertos de miedo. Recuero con gran regocijo como corria como un gamo por los bancales de la huerta murciana con todo mi corsé, saltando, brincado corriendo, y no me pillaron!
Solo me preocupaba lo que pudiera pensar don Antonio, pero después me enteré de que por lo visto solo dijo mirando por la ventana y respecto a nosotros (yo) "que pena!" a saber que pensaba realmente.
Por su parte, mi profesor, mi querido profesor de filosofía no me recriminó absolutamente nada y seguí obteniendo mis notables y sobresalientes en filosofía. Recuerdo incluso que en un último examen, yo arrodillada ante mi pupitre con3 pesetas en él, no sé por qué extraña razón me quedé en blanco y no pude escribir nada, y lo sabía todo!
Mi querido profesor hizo algo impensable para que mí dado que yo pensaba que me había portado mal manifestando y haciendo huelga .Me repitió el examen a mi solita y saqué sobresaliente..
Gracias a ese primer valenciano que conocí siendo una cría, gracias a él que me hizo seguir amando la filosofía, que me entendió en silencio y seguro que me quiso en silencio.
Gracias al amor que siento por la sabiduía, y la envidía de quien la posee.

lunes, 8 de octubre de 2012

DE COMO UNA RESONANCIA MAGNETICA DEVIENE EN POESÍA

Rammmmmmmmmmmmm. tac....toctoctoc
ñiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
to toc
rammmmramram tactactactac
Silencio
Como un útero de mujer te rodea y pegado
casi hasta tu frente todo de un blanco inmaculado.
No hay nada.
tactactac  rammmm rammmm toctoctoctoccc...
Cierras las ojos y todo se vuelve negro,
vuelves a abrirlos pero esa inmensidad blanca que te cubre
te aplasta y te  hace pequeña, muy pequeña.
Los brazos extendidos a los lados, quieta y de pronto
!aguante la respiración!
Estás muerta y los segundos eternos hasta escuchar:
Respire
Uffffffffffffffff
toc toctoctoctoc ramramram ñíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
No finaliza nunca y es nunca angustioso
pero te centras en el blanco y giran ante tus ojos
miles de lucecitas blanquinegras que bailan burlándose de ti.
Recuerdas el mar la primera vez que lo viste.
Hace muuuuuuuucho  un muchacho que pasa a tu lado corriendo y gritando y saluda
hasta zambullirse en el agua, plaf!
tactactactactac
rammmmmmmmmmmmmmmm
Silencio de nuevo y un leve zumbido
Tu cabeza está quieta sujeta por un artefacto a modo de collarín.
Ahora eres tú la que vuelas y danzas y danzas
sin parar, lejos, muy lejos.
Te acuerdas de la nada y te sabes en un futuro aunque allí no lo recordarás.
tactactac, sientes que te mueven y de nuevo medio libre en una sala también blanca.
alguien te pregunta : ¿se ha mareado?.

domingo, 30 de septiembre de 2012

ME GUSTA

el nombre de Pepe porque se pega a los labios el de Antonio no me gusta porque ...no se pega tanto.
Así rezaba mi madre de tanto en tanto, y así rezo yo cuando me encuentro con alguno que me cae bien cada vez menos todo hay que decirlo.
De Pepe me vengo acordando, sobre todo de aquella vez en la que yo iba con mi hermana diez años mayor que yo, de modo que ella andaría por 18 ó 20 y yo...(haced la cuenta vosotros) y junto a nosotras él, un compañero de su facultad.
Era de Cuenca y a mí aquello me sonaba a exótico, tanto casi como su nariz aguileña.
Debía ya, ser un tanto putica porque se me iban los ojos detrás de los amigos de mi hermana (y los que no eran sus amigos). De Pepe también, qué le voy a hacer siempre me han gustado los feos guapos que digo yo. Aunque más bien creo que los examinaba tratando de adinar de adivinarme en el futuro.
Paseando los tres no sé a cuento de qué de pronto me preguntó ¿ a ti que te parece mi nariz?. Le miré y muy sería le contesté "hombre si te digo que es fea te molestarás y si te digo que es bonitaaa....."
No se lo tomó a mal, se rió.
Años después que me parecieron siglos y ahora un suspiro, llegué a la facultad, tuve profesores mejores peores regulares imbéciles y estupendos.
Llegó el momento y junto con la gramática histórica me encontré con Pepe. Todo un ser profesor de la Universidad y del que nadie sabía que una vez me preguntó por su nariz.
Peculiar, castellano cerrado, irónico, para algunos supongo que idiota pero que a mi me gustaba y además era el único que se pronunciaba por ciertas cuestiones políticas o económicas y eso me gustaba. Me gustaba su modo de hablar y dar las clases.
Hay dos días-momentos que continudo viendo con nítidezsi cierro los ojos aunque hayan pasado más de 25 años.
El primero durante una clase en la que nos dijo:
"A ver en el enunciado El sol sale; cual es el sujeto?"
Intuyendo trampa en la pregunta pero con respuesta sintáctica tan obvia, nos miramos y bajito contestamos "el sol".
Desde la tarima con la pizarra detrás de inmediato dió la vuelta y acusando con la tiza dijo:
!no señores!.
¿Acaso creen ustedes que el sol se mueve a nuestro alrededor? no! "es LA TIERRA la que se mueve alrededor de EL".
Pasmados la mayoría por haber caído en la trampa, muerta de risa yo por estúpidos nosotros y haber caído.
El otro día-momento fue cuando entró comunicandonos la expropiación de Rumasa llevandose las manos a la cabeza.
Así se comportaba con nosotros. De la asignatura ni me acuerdo ya, del contenido de las clases...tampoco.
Sí del fin de carrera y de que fue único profesor que se vino con nosotros de copas y nos llevó a su casa para continuar.
Con el tiempo se le fue encaneciendo el cabello, engordando, no demasiado solo esa curva típicamente masculina y me alegraba verlo por la calle siendo ya una mujer, como si al crecer yo y segir a mis ojos igual sintiera que había superado una prueba. Yo ya trabajaba en una empresa privada, ajena por completo a la filología en ejercicio pero no en espíritu y absurdamente orgullosa de ser "mayor".
Hace unos años murió, supongo que por ahí andará el trabajo que le pasé a máquina durante toda una semana santa escribiendo con una lexicón 90 un texto en el que todo eran números números y más números, lo terminé en viernes santo. Me pagó unas 40 mil pesetas . Mis primeros dineros ganados con mi esfuerzo.
Lo sentí lo siento, todo va desapareciendo.

Me gusta el nombre de Pepe porque se pega a los labios, el de Antonio no me gusta porque no se pega tanto.

jueves, 20 de septiembre de 2012

MI ESTANQUERA

Elena era una mujer muy joven.
Fue  un acontecimiento cuando llegó a mi barrio y la  primnera imagen que tengo de ella es bajando las escaleras de la casa en la que yo vivía, volviendo una cara enmarcada por una melena rubia, medio rizada, y una expresión triste. Debía tener unos 33 años años.
Junto al portal de mi casa había un bajo comercial en el que iba abrir un estanco, su estanco. El motivo de aquella apertura fue su necesidad de sacar (supuse a mis 8 años) adelante a su dos pequeños, del que recuerdo especialmente a Amaro. Nunca había escuchado ese nombre y solo volví a escuchar hace pocos años viendo la película El padre Amaro (o algo así).
Era viuda de un militar de aviación de la base de San Javier (Murcia) su marido había muerto en un grave accidente durante una de esas exhibiciones de aviones, ella lo presenció entre le publico.
Me resultó simpática desde el principio, m e  sentí unida a ella y quise ser su amiga, aún no entiendo como ni por qué con tantísima diferencia de edad, podía ser mi madre.
El día de la apertura del estanco fue un éxito apabullante. Como en toda inauguración se invitó a una serie de gente y ya desde entonces los clientes no paraban de entrar.
Yo desde fuera lo seguía todo. De hecho tanta era la cercanía entre su estanco y mi escalera que había una puerta siempre cerrada pero que unía la trastienda con ella.
En esa trastienda además de la mercancía tenía su espacio para sus hijos, una mesa para  merendar, una casita pequeña pero sin dormir en ella. Cuantas veces me hacían pasar si me veían en la calle para invitarme...
Con ella trabajaba la hermana de su marido, en aquel entonces se la consideraba una solterona sin remedio y eso que no llegaba a los 40, pero era muy atractiva. Finalmente se casó con un viudo y aunque ella era manifiestamente feliz por su matrimonio yo sentía que se la miraba con compasión por haber tardado tanto en casarse y además con el recurso de un viudo.
Poco a poco me fui introduciendo en sus vidas, no  sé como lo hice, o sí. Cuando sus niños salían del colegio y estaban allí yo jugaba con ellos ejerciendo  de hermana mayor, especialmente con Amaro. Y hubo malas lenguas que atribuyeron fines libidinosos y sucios a esos juegos, no estaba bien advertían a mi madre......
Pero yo seguía a lo mío y mi madre no me recriminó nada.
Elena y su cuñada siempre me dejaban entrar tras el mostrador y vender el tabaco que pedían y cobrar y devolver el dinero. Eso me hacía muy feliz.
A los quince años por otras historias nos fuimos del barrio, pero yo conservé siempre ese recuerdo de esta mujer Elena a la que me gustaría darle hoy un abrazo sé al día de hoy que me quería.

lunes, 17 de septiembre de 2012

DIGNIDAD

Me alegra, y mucho que haya iniciativas para donar alimentos a diversas organizaciones asociaciones, o lo que sea, me alegra y reconforta.
Sin embargo mi mirada que de un lado hacia el contrario o el intermedio, ve que efectivamente hay gente mucha gente, demasiada gente, al borde de la indigencia y que necesita desesperadamente ayuda, de parte de la oficialidad y de parte de los particulares como todos nosotros.
Cada vez más y a mayor velocidad, los que hasta ahora nos reconsiderábamos, gente trabajadora que aún con mucho esfuerzo, o algún esfuerzo da igual, llegábamos y llegamos a final de mes, estamos en un limbo dónde todo es gris y no ves salida.
Los que salimos a trabajar y dicen que tenemos que dar gracias aún cuando es un derecho fundamental que entiendo no requiere de agradecimiento, tenemos además que dar una mínima imagen, tenemos que compartir con compañeros las recaudaciones de turno por una mamá reciente, por una boda de un compañero, la puta lotería de Navidad, el puto café de la mañana, etc etc etc. De tal modo que a veces (no muchas para no hundirte en la más profunda angustia) por no decir siempre, vas tirando del bolsillo. Y cada vez que tiras del bolsillo para tales menesteres te acuerdas de la pieza dental que no te has puesto, del gimnasio que por salud no por estética has dejado porque aunque sean 40 euros los destinas a la factura del teléfono, en las bananas que compras más baratas que los plátanos...y podría seguir mucho más.
Y me doy cuenta de que lo que nos da es vergüenza mostrar nuestra imposibilidad de llevar el ritmo hasta habitual, y no sabes como hacerlo sin que te miren con cara lastimosa o que en silencio te dice "eres de la cofradía del puño".
Y nos da vergüenza porque creemos que perdemos dignidad como hombres y mujeres simplemente.
Apuesto lo que queráis que si no nos vieran o identificaran no serían los pobres desgraciados que no tienen trabajo los que rebuscan en los contenedores comida a punto de caducar.
Todo esto para decir que es fantástico y he contribuido con mi firma a la petición de que los supermercados no tiren comida y la destinen a las asociaciones y lugares antes mencionados.
Pero que hacemos con los que nos consideramos normalitos en esta anormalidad que vivimos?
Hay países con gestiones buenas y que dejan intacta la dignidad de la gente.No queremos limosna, queremos con nuestros medios seguir viviendo dignamente. Esto no significa que queramos ni siquiera calidad, mucho menos excelencia.
A mi me la refanfifla llevar vaqueros de 8 euros todo el año (gracias a que aún puedo llevarlos sin hacer el ridículo), o camisetas de 6 euros. Voy limpia y decente.
A mi me da igual comer mortadela o paella de marisco, café marcilla o hacendado o bonka que es más barato. Me da igual comprar cada día lo que necesito para mantener liquidez hasta la próxima nómina.
Pero me pregunto e insisto: ¿por qué no recoger firmas para que los super habiliten espacios para comida a consumir de inmediato a menos precio?, así la pensionista sigue visitando su supermercado como el resto de la gente, humildemente pero comprando, ejerciendo su derecho a consumir sin pedir. Creo que es en Berlin o no sé que otro país dónde lo hacen, y esto sin excluir las donaciones.
Por qué no vender revistas que entretienen a nuestras abuelas aunque estén pasadas de fecha a menos precio?
¿Porqué pagar un menú del día entero si no te lo comes entero, y no te facilitan automaticamente que te lleves lo no consumido y te sirve de cena?
Por qué no incentivar los mercadillos en todos los barrios para que la gente se deshaga de lo que no usa intercambiándolo por otra cosa con el vecino?
Hace dos días hablé con una prima que será concejala en un ayuntamiento por un partido que nada tiene que ver con la derecha, y hablando de todo esto me decía ¿pero no te das cuenta prima de que si queremos sobrevivir estamos abocados al socialismo por necesidad? pero al socialismo de verdad, alejado del partido, creado y reinventado haciendo de la necesidad virtud, todos juntos prescindiendo de jerarquías, de administraciones, no nos sirven, no nos ayudan, solo nosotros podemos hacer un nudo fuerte reinventandonos para vivir con dignidad.

martes, 4 de septiembre de 2012

DIEZ CENTIMOS

Con el primer fin de semana de este mes de septiembre y la subida del IVA los españolitos de a pie iniciamos un nuevo curso retorcido lleno de curvas y cuestas. Los que no tenemos hijos y podemos obviar la compra de material escolar (vaya palo) no por ello perdemos el vicio de comer.
Hoy segundo día laborable,  la que esto escribe, previsora  y para ahorrar tiempo, se levanta por la mañana y tras las tareas precisas para afrontar el día se lleva a su trabajo un carro con el que a la salida de la faena pasa por el super y realiza la compra..
Haciendo de necesidad virtud reviso la cuenta y observo que cada producto ha subido en su precio un promedio (redondeando) de unos diez céntimos. Diez productos =  un euro.
No es difícil imaginar que lo mínimo, mínimo,  mínimo que he de gastar al mes es unos 40 euros más que en agosto pasado.
A continuación como también tengo el vicio de pensar me doy cuenta de que solo somos dos, dos no, somos tres porque mi perra es otro miembro de la familia, y pienso que esa subida es el importe del recibo de  telefonía -  internet por ejemplo.
¿Cómo pues, una familia con dos niños va a atender todas sus necesidades básicas con tal subida?
No lo sé, sencillamente no lo sé.
Esos pensamientos duran el tiempo de recorrer 500 metros del trabajo a casa. Hoy llegué, abrí al puerta salió mi perra, me llenó la cara de besos/babas, pacientemente le puse el collar la bajé al parque, volvimos, coloqué la compra, comí y a las cinco de la tarde caí exhausta en el sofá, mis pensamientos se fundieron en un sueño en blanco y negro.

viernes, 24 de agosto de 2012

COLCHON FAMILIAR

Recuerdo cuando hace 20 años (voy a cumplir 52) cómo en una ocasión y hablando de economía doméstica durante el café de una mañana laboral y con un compañero catalán ( vaya por delante que tengo excelentes compañeros catalanes a los que tengo además de afecto,  cariño) me dijo muy serio, "oye si el alquiler es caro no entiendo por qué tienes que vivir sola, vive con tus padres"......
Este recuerdo me lo ha provocado no una sesión de hinoptismo, un psicólogo, ni siquiera un ejercicio de memoria. Ha brotado como una seta venenosa cuando sé que ahora obra y gracia al llamado "colchón familiar formado por padres y/o abuelos pensionistas ellos normalmente, con pensiones ridículas y su propio vicio de comer, no tendrás derecho a 450 euros , salvo que tengas mujer y una o dos personas más a tu cargo.
Claro, una es de letras y las cuentas no me salen, no sé sumar debe ser (recurriré a los cuadernos aquellos de sumar y restar o a Epi y Blas).
Pero lo cierto es que si en una casa como la mía compuesta de un matrimonio y una mascota al mes en comida y medicamentos se me van fijo a la semana unos 300 euros, tirando por lo bajo porque nuestro paladar es proletario (gracias a la divina naturaleza) y no nos va mucho el marisco o las carnes salvo pechuga de pollo o cintas de lomo, ni el jamón o embutidos,  que uso mucha legumbre, y alguna rodaja de merluza congelada, o trucha, pasta y sopas, no quiero pensar como lo hacen los que tengan una o dos criaturas. Y hablo estrictamente de la comida.
De modo que una vez más me reitero en que el lenguaje es perverso, manipulador, falso, y arma peligrosa.
Por eso aprovecho para decir "malditos sean"

miércoles, 15 de agosto de 2012

ROSITA

Rosita era una  una vecina de mi calle que vivía dos portales por delante de mi casa, su marido y ella llevaban un puesto en el mercado de abastos de Murcia. Tenían una hija Mari y un hijo Alberto.
Siempre jugaba con Mari aunque era unos 10 años mayor que yo, me entretenía entre otras cosas pegándole papel celo en las piernas y encima de labio superior para quitarle vello que no tenia imitando la depilación a la cera, ella se dejaba hacer pacientemente..
Pero sobre todo me gustaba ir a su casa para ver la televisión que nosotros no teníamos.  Recuerdo como veía las series de invasores extraterrestres de entonces y en especial una que era El túnel de tiempo ( si no recuerdo mal el título) túnel por el cual los protagonistas iban a parar a tiempos remotos desde el presente hasta los romanos, el oeste, el futuro, etc ect. Nos poníamos en el sofá que había bajo el mirador y desde el que yo veía el balcón de mi casa.
 Mi padre llevaba la contabilidad de Angel, el marido de Rosita de suerte que los armarios del comedor de mi casa siempre estaban llenos de facturas, recibos, papeles que a mi madre la desquiciaban.
En casa de estos vecinos siempre ponían unas mesas pantagruélicas (o a mí me lo parecían) llenas de comida, fiambres, vino, cerveza, quesos, y  unas fuentes de fruta detrás de las que se me iban los ojos,
Yo era un mico con el que no había que tener mucho cuidado por eso recuerdo a Ángel con sus calzoncillo blancos, muy blancos sin pudor alguno,  durante las siestas de verano yo andaba siempre por allí.
Me gustaba ver los bonitos que colgaban en la terraza para que se curtieran, y me gustaba ver como ella planchaba la ropa. El cuidado con el que doblaba los cuellos de esas camisas igualmente blancas, impolutas, las camisetas masculinas y la ropa de cama.
Una de esas tardes mientras ella andaba lavando la ropa (a mano) yo miraba lujuriosa una fuente con unos racimos de uva impresionantes y con disimulo creí yo, pero no tanto, iba cogiendo granitos del ramo, así a pocos para que no se dieran cuenta, pero con los años me temo que si se la daban y  ahora lo recuerdo con verguenza.
.
Recuerdo cuando Mari se echó  novio, un marinero de Cartagena, se casaron y tuvieron un niño al que yo sintiendome importante cuidaba y con el que jugaba. Lo que son las cosas, entonces supuso un drama que el niño tuviera que llevar gafas.
Yo siempre andaba entre las conversaciones de los mayores y por eso supe del drama de las gafas. Como si fuera tonta pero oyendolo y prestando atención a todo, de modo que un día recuerdo como escuchaba la conversación de Mari con mi madre, ella no entendia como se había vuelto a quedar embarazada si había tenido cuidado, yo no sabia muy bien como era aquello pero lo cierto es que no entendia como ella lloraba tanto contandoselo a mi madre.
Luego fue Alberto el que se echó novia, y como de constumbre escuchando lo que no debía, un día me encontré tratando de adivinar por que´razón Rosita había comprado para los reyes magos de su nuera, un aderezo, qe no sabía muy bien que era pero sonaba a algo caro.
Hace una eternidad de todo eso pero lo veo con mis ojos como si lo tuviera delante.

viernes, 3 de agosto de 2012

MARCHANDO UNA DE TARTERA

Este humilde artilugio que pasó de  parecer de épocas antediluvianas a ponerse  de rabiosa actualidad haciendo de necesidad virtud.
Desde los tapes que mi madre compró en aquellas reuniones pioneras de venta a domicilio y de los que conservo ejemplares, pasando por los modernos recipientes que se pueden comprar en grandes superficies y en las socorridas tiendas de "todo a cien/todo a un euro", con mayor o menor frecuencia todos hemos hecho uso de ellos.
Es más en los últimos tiempos quien no hemos buscado en alguna tienda de marca famosa una tartera en plan aventura selvática o picnic sesentero?
En mi centro de trabajo, la empresa, generosa ella, conocedora de que comer de modo normal y medianamente sano cada día y en una hora es harto complicado, nos dotó de una pequeña cocina con sus mesas, microondas, tostadora, frigorífico, en fin lo justo y necesario para apañarnos en ella si nos llevamos nuestra comida.
En la nómina tenemos un apartado mediante tarje ad hoc para la comida que unas veces usamos en el bar del al lado y otras en otros momento si nos llevamos la comida de casa.
Me cuesta trabajo imaginar que ahora, a la vista de que nos llevamos la comida de casa nos quitaran ese plus, o nos pidiera una especie de copago por el uso de la cocina o incluso de los aseos (que también se llevan lo suyo para la limpieza, en papel higiénico con IVA de articulo de lujo )
Y más aún me negaría a creer que se preocupan de mi dieta alegando que si me llevo de casa mi comida me alimento peor que si voy a un bar con menú del día.
Dicho todo lo anterior me parece mísero, vergonzoso, injusto y que debería estar fuera de todo debate lo que los colegios de alguna autonomía quieren hacer con aquellas familias que no siendo dotadas de becas para el comedor, hayan decidido darle a sus hijos una tartera para la comida del mediodía.
A otro toro que este no vale, mamones!

viernes, 27 de julio de 2012

CON ALITAS

Estoy hasta más arriba de para cuyo uso están destinadas de ellas las compresas. Es decir no de ellas, sino de la publicidad a todas horas que sobre ellas  y sus bondades se ve en la pantalla plana.
Me molesta esa publicidad de lo que no podemos evitar hasta llegar al ridículo en su oferta.
Trato de imaginar como se podría anunciar a diario en televisión los distintos tipos de ataudes que podemos encargar para nosotros u otros......
Pero me molesta especialmente todos aquellos anuncios con alitas, nubes, flores, que aluden a nuestros olores corporales y naturales para inducirnos a eliminar lo no eliminable salvo por la propia naturaleza.
Me molestan los anuncios de geles varios para usos varios y esa rosa marchita que renace y se abre cuando usa de alguna crema.
Os imaginais un nabo mustio en televisión que se pone duro y terso cuando le echan un líquido azul?. Porque no se hacen anuncios o publicidad  con los órganos sexuales masculinos, sus excelencias y deficiencias muchas veces propias de la edad? Por qué somos nosotras las únicas a las que se le escapa el pis?
Y eso que no ejerzo de feminista, pero sencillamente estoy hasta el...nabo.

martes, 24 de julio de 2012

PARALISIS

No sé si soy la única que se da cuenta, confío en que no, pero a modo de una grave enfermedad degenerativa veo como todo se va paralizando.
Afirmo, de fuente íntimamente relacionada, que determinada policía local ha comunicado por escrito que a partir de ahora, ante la falta de medios, de personal etc etc, no van a facilitar atestados para que una aseguradora ( por ejemplo), pueda determinar la responsabilidad de un conductor u otro en un accidente de tráfico a no ser que lo solicite un juzgado.
Bien, no pasa nada. Pero he aquí que tienes un accidente.......te joden tu vehículo que puede ser tu arma de trabajo pero como no se puede determinar responsabilidad porque no tienes informe de alguna autoridad si puedes te pagas tu reparación y aquí paz y después gloria.
 Sin embargo si no puedes recurres al empleado de turno de X aseguradora.
Aquí empieza lo bueno, olvidemos al accidentado y centremonos en el empleado de X aseguradora.
Cuando tiene al asegurado (que no tiene un todo riesgo porque no puede pagarlo pero ha de cumplir con la ley) sentado ante su mesa le explica como puede: que se joda como puede decir cualquiera incluido el apellido Fabra....
NO NO NO , eso es lo que le pide el cuerpo porque está hasta más arriba haciendo la función de al menos  dos personas..tranquilos no lo hace.
El empleado de esa aseguradora X que odia ese teléfono que suena sin parar y ha de atender obligatoriamente tenga a quien tenga delante, siente la  mirada comprensiblemente asesina del asegurado (no es la mirada del que va a comprarse un dulce en la pastelería y  mira con cara de cordero degollado para hincarle el diente).
El teléfono fijo del "despacho" (como dicen algún que otro chupatintas como él) le vuelve loco, los móviles que son más fijos que los fijos no paran de sonar con diferentes músicas (a juego o no con la  radio) y recuerda por enésima vez que un día de estos explicará al resto lo que significa la palabra móvil.
El de mirada comprensiblemente asesina sigue ante él  diciendo que no entiende por qué la compaía contraria no atiende el siniestro y que no está haciendo nada, que está claro que la  culpa es del otro que casi le mata, que para qué paga un seguro (y se muerdes la lengua porque podría decir que porque te obliga la ley y para que te reclamen al tercero los daños, no para pagárselos).
El tono de voz va alzándose y él  traga, cuenta hasta 20 y empatiza ( pero de verdad ) con el otro, y trata de sentir lo que siente el  siniestrado y te cagas en la madre de todas las madres que inventó el coche, las carreteras, el sistema, la ley, parió conductores y hasta en su sombra.
Pero... modula su tono de voz para no gritar y de nuevo le explica muy eficientemente qué tiene contratado, a qué tiene derecho (esto da risa), siente como las gotas de sudor por su espalda, se acuerda del policía, su santa madre y que no tiene paga extra de navidad.
Así puede pasar una hora durante la que ha ido anotando los teléfonos de quien ha llamado para llamar después, los papeles se amontonan...es el caos.
El empleado de la aseguradora cuando vuelve a casa ve  dónde están amontonadas las camisas para planchar, la cocina para recoger, la ropa para la lavadora etc etc etc.
Contado todo lo anterior que hasta puede pasar por anecdótico, pero si todos y cada uno de nosotros pudiéramos por un momento pensar en el efecto dominó, quedaríamos espantados, como yo lo estoy.
Ahora me doy cuenta que éste es un país de funcionarios muy útiles: o no habéis visto como están ahora de sucias las calles y nos acordamos de que son empleados del ayuntamiento, o no habéis visto como está la lista de espera en una consulta de la seguridad social?, o no habéis visto como nos hemos quedado con menos autobuses urbanos, o no habéis visto como hay menos becas de comedor para los niños de las escuelas, no habéis visto como hay pocos jueces, pocos juzgados, pocos profesores, etc etc etc.
No habéis pensado lo que supondría una huelga de celo a nivel nacional que no significa trabajar más sino conforme a los procedimientos y normas? eso sí que es la parálisis total y creo que alguno sí que se ha dado cuenta.
A ver si vamos tomando nota.

domingo, 22 de julio de 2012

LAS PUTAS

http://www.goear.com/listen/bfce337/la-mala-reputacion-loquillo-con-paco-ibanez

Va por ellas!
Estoy muy cansada de que se les impute la maternidad de todos los hijos de mala madre que están arriba, y de que su denominación esté en boca de todos para descalificar al de arriba.
Me gustaría que alguien por una vez intentar entender lo desagradable de su trabajo que no distingue clientela aunque el cliente no siempre lleva razón. Entender que no están amparadas por ninguna ley y que por el hecho de ejercer de putas todo está permitido contra ellas.
Me he propuesto firmemente buscar otro adjetivo para todos aquellos a los que detesto por su mala fé, tengo muy poco espíritu cristiano y no me da la gana de poner la otra mejilla, ni perdonar, ni esperar el paraíso.
La puta es más antigua que nosotros, más sabia porque ha sufrido y sufre más que nosotros, es madre de hijos buenos, es hermana, es hija, es compañera de camino en la sombra, y nadie sabe sus sueños, o siquiera si los tiene.
Yo también soy puta. 

sábado, 21 de julio de 2012

NO SÉ.

Ando siempre recordando, supongo que una patología como otra cualquiera,  pero mira por dónde a mi me gusta.
Dicho esto: Recuerdo la escuela que había en el patio de mi casa que no era particular, y como ya he dicho en más de una ocasión,  me gustaba y aún huelo el olor a lápices, gomas de borrar y cuadernos .
Como me gusta ahora entrar en una papeleria de esas que también tienen libros, y husmear entre todo el material, disfruto.
No sé como clasificar o definir algunas construcciones de Valencia capital.
No sé cómo clasificar o definir al individuo que vi en la calle dar una patada a un vehículo estacionado y seguir andando tan aparentemente tranquilo y yo acongojada pensando " que no me vea porque igual me da otra en el estomago".
No sé cómo clasificar o definir a alguna gente que conozco.
No sé como clasificar o definir la cara con la que me mira mi perra.
No sé cómo clasificar o definir los sueños que tengo.
No sé,  no sé,  no sé.
Pero sí sé cómo clasificar y definir a los políticos que nos des-gobiernan y aplastan, y no os lo voy a decir, pensar vosotros, no os aplicaré subida de IVA.

P.D. Un apunte que no he tomado de ninguna libreta, lo he sacado de la Wiki....

Un cuaderno (también libreta, cuaderno de notas, etc.) es un libro de pequeño o gran tamaño que se usa para tomar notas, dibujar o añadir apuntes. Aunque mucha gente usa libretas, éstas son más comúnmente asociadas con los estudiantes que suelen llevar cuadernos para apuntar las notas de las distintas asignaturas.

domingo, 15 de julio de 2012

YO MALDIGO

A todos los causan daño a cualquier ser humano de modo gratuito.
A todos los que explotan a cualquier ser humano para engordar sus cuentas y barrigas
A todos los que se dicen protectores y gobernantes en bien del pueblo
A todos los mercados
A toda la banca
A todos los que nos engañan o creen que nos engañan
A todos los que nos han metido el miedo como alimento cotidiano
A todos los que nos oprimen sibilinamente
A todos los que lo hacen abiertamente y con chulería
A todos los avariciosos que un cuerpo solo acumulan riquezas como si dicho cuerpo fuera el de un país
A toda la casta eclesiástica y su jerarquía que incluso bendijo cañones
A todos los pederastas
A todos los que levantan el dedo
A todos los que dicen hacer las cosas por nuestro bien
A todos los que cierran los ojos ante lo evidente
A todos los que nos dicen lo que tenemos que hacer
A todos los que no quieren que tengamos memorias
A todos los que no nos ayudan
A todos los sátrapas
A todos los que explotan y sacrifican a niños
A todos los que no ayudan a atender a nuestros mayores
A todos los que privan de enseñanza a nuestros niños
A todos los que dejan la cultura en manos de unos cuantos privilegiados
A todos los que desmantelan la sanidad pública
A todos que son tantos que seguro se me escapa alguno
Por eso, a todos los hombres y mujeres, sencillamente, malos.

sábado, 14 de julio de 2012

DE NUEVO NERÓN

Probablemente seré uno de esas pelmazas para muchos y muchas que ya no soportan, lo sé, pero...es lo que hay.
No puedo ni me dejan,  permanecer ajena a mi entorno, a las noticias, a las conversaciones en el parque de casa, a las conversaciones en la cola del supermercado, al vecino de turno, a los escasos comentarios en el trabajo, antes muchos y ahora practicamente ninguno ( por qué será?), a todo lo que en definitiva me rodea.
Y no puedo por menos dejar de llegar a una espantosa conclusión.
Nerón ha vuelto, viva Nerón!
No, no estoy loca, solo veo, miro, oigo y escucho, y lo que veo miro oigo escucho es que se está incendiando el país, la ciudadanía, los ánimos de la gente, y esto me huele muy mal, pero que muy mal.
Pero tranquilos, aún se incendiará más para que surja una nueva ciudad , un nuevo país, la que-el que Ellos quieren.
Y lo que resultará, afirmo, no es nada bueno.
No os quepa duda, aún se puede apretar mucho más.
De todo esto solo se puede extraer que el miedo, la inseguridad, la necesidad, la falta de lo necesario, la falta de formación humana y política como animales políticos que somos, aunque algunos quieran negarlo, de todo esto digo solo se obtiene miseria, a mayor miseria mayor protesta y por ende mayor represión, y así continua un círculo sin fin.
Así todos acabaran, acabaremos diciendo, "salvese quien pueda"
Qué pena.

domingo, 8 de julio de 2012

MI PRIMER RECUERDO DE MI MÁS PEQUEÑOS PEQUEÑOS AÑOS..

En la cama de mi madre jugando con ella, (la recuerdo casi siempre enferma, o hipocondriaca, pero siempre mala) sobre una colcha de un  azul intenso con una especie de bordado en tonos dorados, supongo que eran hilos que parecían de oro, y con flecos en los bordes. Yo aún llevaba chupeta, y lo recuerdo bien porque jugando con ella le hice daño en la cara y me gritó. Me asusté mucho.
Recuerdo mis extrañas palabras de lenguaje (hoy dirían que bebé) y que nadie podía entender salvo mi madre y mi hermana diez años mayor que yo: "monsonsa" por vergüenza, "amongo lalito" por me pongo el vestido. Y otras menos peregrinas, como "pícula" por película, y en mi ahora descubierta dislexia "mánica" por máquina, "rejló" por reloj, y como, seguramente por imitación, cuando me vestía intentando ponerme un jersey decía "mamá que no me cabe el cabezón".
En aquellos tiempos, la necesidad como hoy de hacer cosas para la casa fuera de la casa, no impedían que se dejara a un niño pequeño solo en casa, es cierto que yo entonces y creo que como ahora, era una cagueta de mucho cuidado y no me movía de dónde me dejaban,  en cama, o dónde fuera, sólo un día abrí la puerta y era una anciana que me pidió un vaso de agua, siempre me he preguntado quien sería esa anciana y porqué fue a parar a mí esa petición que concedí sin pensar más.

Uno de esos días que me quedé sola en la cama, cuando desperté descubrí en el techo un globo de gas, me fascinaban, y he ahí mi primera derrota y pérdida, salí con él toda contenta a la terraza y se me escapó. Una vecina del piso superior intentó cogerlo, pero fue imposible. Me quedé mirando al cielo como se alejaba sin llorar pero con una tristeza enorme.
En aquella época, en otra terraza lavadero de la casa que daba a un pequeño patio de luces en  el que había un colegio, tenía frente a mi y de nuevo en el piso superior, una ventana por la que siempre asomaba un abuelo al que nunca conocí de cerca pero que yo quería  y eso tenía su explicación: me llamaba y me decía mira! y me tiraba a la terraza un caramelo.
Era como una fotografía que me hubiera gustado hacer, veo ahora mismo esa ventana y su cara.
Desde el colegio subía siempre un olor a pupitre, lápices, goma de borrar que me gustaba, y el sonido de los chiquillos y un profesor a la más vieja y fea usanza, con la  mano larga y voz de ordeno y mando porque yo lo valgo.

Esas dos terrazas eran el eje de mi infancia, iba de una a otra y me encanaba saltarlas, aún no sé como no me maté porque hacía verdaderas barbaridades (un ángel de la guarda???).
Recuerdo un día subida a la silla de la cocina mirando por esa ventana, fuera llovía, y yo tenía una tristeza infinita e injusta en una niña/o, tenía ganas de llorar, estaba sola. De pronto se abrió la puerta de casa y entraron mi madre y mi hermana, me felicitaban y traían algo, no recuerdo pero supongo que era un regalo por mi séptimo cumpleaños.
 Era el 13 de septiembre de 1967.
Ha llovido mucho desde entonces.

DOÑA LOLA (GENTE IMPORTANTE)




Doña Lola fue la única maestra que recuerdo con cariño en el colegio de Las graduadas del Carmen en Murcia.
Era una mujer de edad madura, soltera y de gesto adusto con unas gafas de miopía extrema y antiestéticas.
Vestía siempre con un sobro traje de chaqueta, colores oscuros y pata de gallo, la recuerdo con su pelo de mujer mayor y permanentado.
Solo la vi sonreír conmigo. A mi literalmente en un principio me acojonaba, (no más que la cubana que debió huir de Castro y nos atizaba con una vara de madera si deshacíamos un poquito la linea de la fila para entrar a clase o nos pegaba el chicle en el cogote bajo la mata de pelo si nos pillaba con él).
En esos días recuerdo una compañera que siempre llevaba buenos bocadillos para el recreo y  confieso que en alguna ocasión intenté quitárselo porque me daba envidia y mi madre no me los hacia.
Una de las tareas que nos encomendaba la maestra era por decisión de ella y a modo de premio,  escribir en el diario del curso con una letra lo más inmaculada posible y sobre lo que se hubiera estudiado durante la semana. Para mi ego infantil me solía escoger bastantes veces.
Yo era una cría que a veces tenía sus travesuras como todas,de hecho recuerdo (me sacaba bastante a la pizarra) que un día junto con contras tras su mesa ,  yo le sacaba la lengua a una compañera de pupitre. Estábamos leyendo en voz alta, y no sé por qué, de pronto, alzó su mano y me acarició la cara.
Me dio un susto tremendo porque pensé que me iba a dar un tortazo a modo de castigo pero cuando sentí su caricia me dieron unos remordimientos enormes, no me la merecía.
Como a todas me acompañó a la confirmación , en la que por cierto dí un berrinche a mi madre que me había cosido un vestido nuevo y yo por el frío en la iglesia no me quité el abrigo, de modo que no lucia aquel vestido verde que aún recuerdo.
Yo sabía que Doña Lola me quería , y yo a ella, pero aún no sé por qué.
Me pregunto si algún familiar se acordará de ella como yo me vengo acordando desde entonces

martes, 26 de junio de 2012

DE VUELTA...Y LO IMPORTANTE



Pasaron las dos semanas de vacaciones en un pequeña casita rural, de las de verdad.
Digo de las de verdad porque nosotros, mi familia y yo somos "de barrio", como decimos, de paladar proletario, con sus lentejas, sopas de ajo, huevos fritos, y por tanto no nos cabe en nuestros esquemas meternos en una casa bien que emule lo rural.
Todas las necesidades en poquito espacio, pero sin lujos, una chimenea de las de verdad, piedras por dentro en sus paredes de verdad, no de Leroy Merlin, y una sensación de paz enorme, salvo cuando mis huesos chillaban de dolor que ha sido casi todo el tiempo, pero no ha sido lo importante.
Lo importante ha sido no tener cobertura para el móvil, ni para estos menesteres blogueros, no ha sido no ir a trabajar.
Lo importante antes que nada ha sido conocer a una gente encantadora, enamorarme maternalmente de una niña dulcisima de 10 años, Angela, (esto va por ti), conocer a una madre con la cabeza bien amueblada, con disciplina, pero dando libertad, con cuidado de sus hijos pero no ñoñería, joven pero madura.
Lo importante ha sido que mi perra se ha llevado bien con otra perra y pese a lo posesiva que es como todo bicho viviente, incluso la ha dejado pasar a "su casa" junto a "su pienso".
Lo importante ha sido sentirme muy muy muy pequeña atravesando el desfiladero de La hermida en los picos de Europa, tanto que daba vértigo no ya mirar hacia abajo, sino elevar mi pequeña cabeza hacia sus majestuosos e impresionantes picos.
Lo importante ha sido que paseando,  una anciana que salia de su casuca y tenía un banquito en su puerta nos lo ofreció para sentarnos.
Lo importante es que he aprovechado para darle más vueltas aún a mi cabeza, porque aunque he pasado de los medios de información-persuasión, he estado al tanto de lo que pasaba en  el mundo y lo que le sucedía a mi prima Santa Riesgo.
Yo por mi cuenta, con mis cortas luces he leído y leído, y me he reafirmado en muchos de mis pensamientos, y he visto luz y claridad.
Tengo que contar que inicié mi lectura vacacional con una novela, La raíz rota de Arturo Barea y se desarrolla en el Madrid del 49, fue su última novela, autobiográfica, y a mi me ha roto el alma, pero también fortalecido.
A continuación acometí la tarea de leer a Vicenç Navarro y "El subdesarrollo social de España, causas y consecuencias". Me ha resultado aplastatemente convincente y hago mío su ruego, por favor, por favor, LEEDLO!
Y ahora, sí ya lo sé, llamadme desfasada, antigua, retablo, ilusa, todo lo que queráis, pero si se lee D Quijote sublime él, la Biblia, Tolstoi, etc etc etc , tan antiguos y tan ensalzados, ¿por qué no leer un clásico como Bakunin?
Él está haciendo que me reconcilie con algún genero humano, y amenazo con dar la tabarra a costa de él y otros como él.
Lo cierto es lo importante ha sido nada importante....

viernes, 8 de junio de 2012

YO CONFIESO

Me doy fuertes golpes de pecho, contrita, porque
he dedicado todo este tiempo de mi vida adulta, Sí,
Pasado mucho, pero que muuuuucho y más aún de la raya. No uno, ni diez ni veinte sino
treinta lineas divisorías y más mucho más.
Pueblos del mundo mucho más severos que yo sobreviven practicamente sin nada.

Ruego el perdón de mis pecados, por culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa
Señor de los cielos blancos de Mercadona, perdoname, perdona a tus deudores como nosotros les perdonamos, no nos dejes caer en la tentación NO! no nos dejes, libranos del mal deseo de hacer 6 viajes más durante mi vida laboral que ahora está en 27 años.
No permitas que me gaste 8 euros y medio en tintarme el pelo en casa.
No permitas que en verano mi churri y yo tomemos junto a nuestra perra dos cervecitas al fresco de la Av del puerto con unos cacaos por 3 euros, porque aunque en todo el verano hagamos eso 4 veces, eso es pasarse ya 2 pueblos.
No permitas NO! que compremos libros de bolsillo, anatema! nos pueden informar, pero Señor del mundo blanco de Mercadona, nos gusta leer, eso ya de por sí se pasa 15 pueblos, es nuestra gasto más exagerado, ah si! el ordenador desde el que me confieso y mi churri estudia cuando sale del trabajo Historia del arte por placer, Señor que estás en los cielos blancos de Mercadona...
Y que por favor, de verdad, no me haré gafas nuevas progresivas, es que son setecientos y pico euros y oye con la lupa se lee muy pero que muy requetebien.
Prometo seguir pagando un alquiler que se lleva más de la mitad de un sueldo, sí, ya se que es un derecho humano, pero uf, desear que no me echen a la calle eso es pasarse otros 5 pueblos.
Vd y su corte celestial no se preocupen de verdad, que yo comprendo su urgente y perentoria necesidad de hacernos comprender que no hay nada como un zulo sin luz ni aseos y en el que se trabaje cada 24 horas produciendo muuuuucho pero mucho eh! y tos apretujaicos como sardinas en lata, es el modelo a seguir y además con un plato de sopa marca blanca y hato para no andar desnudos, no necesitamos más
Dicho todo lo cual
http://www.goear.com/listen/bc371bf/wolfgang-amadeus-mozart-introutius-requiem-wolfgang-amadeus-mozart

Amén

sábado, 19 de mayo de 2012

Soñé

Anoche con la casa de mi madre.
Estaba en el comedor propio de los años 50, esos aparadores con cajones en el centro , armarios a los lados y un gran espejo de lado a lado, en el que yo me miraba y me hablaba cuando apenas subía un palmo del suelo, y gesticulaba mucho señalando a la que tenía enfrente.
 Decía mi madre que me subía haciendo uso de los tiradores de los cajones a modo de escalera, aún lo recuerdo vagamente.
Igual que recuerdo vagamente como me colgaba del borde la mesa de dicho comedor balanceandome como un mono hacia adelante y detrás.
Esa mesa que dejé marcada con los tornillos del corsé ortopédico que llevé durante 3 años y medio muy largos, y que hizo de mesa de estudio, arrodillada sobre un cojín para que los ojos me quedaran a la altura del tablero y poder leer y escribir. Cuando me cansaba de esa posición, me ponía de pie con mis inocentes 14 años, me inclinaba apoyando el cuerpo sobre el borde y la barra artonillada de ese corsé desde la ingles hasta la barbilla producían marcas que nunca se quitaron. Me sentía culpable de romper la mesa, pero así medio acostada y rígida podía seguir estudiando.
El caso es que me vi en sueños ante ese espejo, probándome pelucas porque tenía cancer y había que comenzar la quimio, ya sabía que me quedaría sin pelo, pero mi afán de no parecer muy fea y enferma me llevaba a buscar lo que me haría falta.
Por el espejo veía a mi padre sentado, observandome en silencio, como alejado pero presente, y yo sabía que estaba muerto pero que me miraba, y aún muerto lo vi sano, con sus dos piernas, silente como siempre.
Las pelucas eran de diferentes colores, probaba modos de llevar el flequillo y le decía a Joaquín, esto se acaba nene, ya sabes que durante un par de años tres estaremos visitando médicos y después nada...que pena, no te voy a ver mas.

MERECE LA PENA

http://www.goear.com/listen/045e2c5/gracias-a-la-vida-merecedes-sosa

He de reconocer que en medio de todo soy feliz.
Alternativamente feliz, indignada (vamos de mala leche), estupefacta, ojiplatica ( diría mi sobrino). Íntimamente regocijada (no vayáis por otros derroteros que de alemanitas no quiera nada).
Pero.... pese a quien pese feliz.
 Tal vez solo sea la química con la que me dopo cada mañana. Pero no.
Sé que aunque me ayude, este tipo de felicidad no me la da la pastilla prescrita por el neuropsico...
La felicidad me llega con el paso de una situación de estatismo, miedo, y no saber qué hacer, de desear solo cerrar los ojos y no querer abrirlos más, a comprobar que es cierto , que hay dos caras de la moneda, y que de la más fea se puede extraer lo mejor, que es mejor aún que lo bueno. Porque lo fácil no es fantástico.
Que es cierto que  de toda crisis espiritual, económica, amorosa, del tipo que sea sale algo mejor aún que lo anterior.
La felicidad me llega de conocer gente estupenda, inteligente, buena.
La felicidad me llega como esta noche cuando un perro rescatado de la perrera por un chico tatuado, con pinta medio famélica (el chico) y pelos de punta, me mira con unos ojos que me han taladrado el cerebro y el alma. Porque su mirada me decía !joé que susto, tenía miedo cuando te he visto, pero ahora comprendo que no me vas a hacer daño, verdad?!
La felicidad me llega de mis lecturas.
La felicidad me llega de rescate de mi pasado conciliándome con él, amando en pasado y recuperando la memoria que en realidad nunca perdí.
La felicidad me llega de las noches sin televisión hablando con mi hombre (no en sentido posesivo) de lo humano y lo divino y lo banal.
La felicidad me llega de ver actitudes solidarias, tremendamente humanas.
La felicidad me llega por comprender que ya no hay miedo, es decir sí que lo hay pero no se puede hacer caso, no me ni a vencer ni a convencer:No se puede permanecer quieto, más aún cuando se tiene la total certeza y tranquilidad de haga lo que haga, tan solo el color de mi pelo o mi estatura mañana puede ser objeto de ira y/o rechazo: ¿Cómo reconocer cuando vas a estar en el lado contrario o peligroso aunque no hagas nada?.
Soy una mujer buena, lo sé, yo no pretendo hacer daño a nadie, lo que haya de llegar llegará y aquí estaré.
Que es lo peor? Morir?, no puedo hacer nada al respecto, solo desear que sea en brazos de quien amo, y eso solo sucede en el mejor de tus sueños-deseos.
La felicidad me llega a través del conocimiento y eso es maravilloso

viernes, 27 de abril de 2012

Trucos

Por si os sirve de ayuda, no todo va a ser protestar, yo me lo he pasado pipa

<a href="http://www.trucos-de-la-abuela.es/" target="_blank"><img border="0" src="http://www.trucos-de-la-abuela.es/vignette120x90.png" alt="Trucos de Abuela ! Trucos, astucias, remedios y recetas de Abuela." width="120" height="90"></a>

sábado, 21 de abril de 2012

EUROPA Y LOS EUROPEOS : UN CANGREJO

Siempre se me ha reprochado que me quedé anclada en el pasado y que solo miro hacia atrás. Es cierto.
Pero he aquí que pasa más de la mitad de mi vida, decidiendo que quiero mirar hacia adelante, literalmente me acojono y me asalta la duda sobre que es peor, si el remedio o la enfermedad.
Pensemos en el presente me digo (incauta), y encuentro que el presente es un ring de boxeo que siempre he odiado, sobre todo porque siempre caigo con a base de puñetazos que me dejan tumbada sin posibilidad de levantarme.
Pienso entonces que si fuera cierto que Lázaro resucitó de entre los muertos, tal vez yo pueda hacer lo mismo sin necesidad de intervención divina alguna.
Pero es mentira, la única intervención, jé! que palabreja en los tiempos que corren....posible es la mía.
Pienso entonces joder! parezco un mercado....y me asalta de nuevo otra duda, conviertete en un río y dejate llevar al mar,  ya lo decía un poeta no?, pero yo no soy poeta, o debo decir poetisa para que no falte a la paridad?
Vosotros diréis ¿que leche quiere decir esta tontiabundiadelculo?
No sé muy bien como explicar, pero si sé lo que sé, (esto último es una redundancia estúpida).
Sé que cada día no me aguarda un amanecer con el disco solar iluminándome.
Sé que cada día encuentro un nuevo decreto ley por la urgencia de la situación dice....que elimina de un plumazo a los sindicatos de radio televisión española, olé! con un par (atrofiados todo hay que decirlo)
Sé que si tuviera hijos, alabada sea la naturaleza, no podría alimentarlos adecuadamente.
Sé que no podría darle educación como se merece todo ser humano, al margen de su coeficiente de inteligencia.
Sé que la Universidad pública, El Alma Mater se va al carajo.
Sé que soy una enferma crónica aunque trabaje, que no puede dejar de medicarse, y en esto de la medicación no cabe una pastilla X por una rodaja de humilde mortadela, riquisima por cierto con mayonesa, cuando no te comes un chuleton.
Sé que no tengo techo en el que cobijarme en mi vejez y que dudo pueda seguir pagando hasta el fin de mis días un alquiler.
Sé que no podré acudir a una residencia de ancianos, triste, pero digna.
Sé que si quiero leer tengo que piratear incurriendo en un delito.
Sé que he trabajar aún sin fuerzas para no usar de una baja médica más que justificada.
Sé habremos más pronto que tarde a usar de nuevo candiles o velas, eso sí resultará de un romántico enternecedor.
Sé que los ancianos están y estarán más solos aún que hoy.
Sé que hemos retrocedido hasta el siglo XIX, o a la infancia de los niños de Dickens
Sé que el color de mi piel me permite, al día de hoy andar por la calle con relativa tranquilidad.
Sé que cada vez veo más gente viviendo en coches destartalados en la calle junto a la faraónica y marivillosisima "Ciudad de las ciencias" de Valencia, la mejor terreta del mundo dicen.
Sé que las calles cada vez tienen más basura.
Sé que cada vez hay que callarse más porque cada vez nos dirige más el miedo.
Sé que cada vez hay y habrá, os lo prometo, mayor injusticia social!
Sé que diría si los hubiera aún:
Viva Zapata!
Viva el Che!
Viva la revolución francesa!
Viva mayo del 68
Vivan todos los Jesucristos que han habido y hay después del primero
Viva viva viva siempre SIEMPRE SIEMPRE alguna gente que remueva a las masas y nos enseñen el camino que no somos capaces de encontrar y nos lleve a una tierra dónde siempre haya paz y prosperidad .
Sé que soy una tremenda cobarde de mierda que predico lo que no hago porque mi corazón se siente asustado y muerto.

http://www.goear.com/listen/348ef8f/le-chant-des-partisans-yves-montand

jueves, 5 de abril de 2012

ATENAS = PERSONAS = PENURIA = HAMBRE = HUMILLACION = MUERTE

Hoy, Jueves Santo, me he levantado hace un rato feliz porque necesitaba con desesperación descansar y desconectar.
Pero...tengo el feo vicio de leer para informarme.
Lo primero que he leído ha sido el suicidio de un Hombre, un Anciano  del que se recalca su dignidad, que se ha suicidado frente al parlamento griego dejando una nota en la que indicaba que "prefería poner fin a una vida decente antes que buscar comida en la basura"
El articulo lo podéis leer en el diario El País y seguro que en todos los demás, saldrá en los telediarios y dirán que es una gran tragedia humana.
Era un farmaceutico jubilado, se pegó un tiro culpando a los políticos y los problemas económicos.
Se me ha partido el alma y las vísceras al leerlo, antes de desayunar, y he sentido una verdadera empatía en el significado más exacto de la palabra con él.
 Me he ratificado en mi pensamiento,  estamos solos y lo único que no nos podrán quitar jamás será nuestro pensamiento.
Los que creen que la muerte nos llegará cuando toque, cuando Dios quiera, cuando una guerra quiera, cuando un sátrapa lo decida, SE EQUIVOCAN, OS EQUÍVOCAIS.
Se equivoca quien cree que puede hacer de nosotros lo que quiera.
Nuestro, único, libre, oculto para todos vosotros, tesoro es nuestro pensamiento y nosotros decidiremos cuando desaparecer para vuestra vergüenza y vuestra propia conciencia si la tuvierais.

SOMOS LIBRES - SIEMPRE AUNQUE OS PESE.....

sábado, 17 de marzo de 2012

TRABAJO FIJO....

Sacerdotes
Monjas
Enterradores
Meretrices
Pederasta
Ad latere
Trepa
Palanganeros
Chorizos varios
Espía
Burro de carga
Guerrero
Difamador
Delator
Cuentacuentos (este último es uno de los más extendidos en los últimos tiempos)
Burlador (y no el de Sevilla)
Mentiroso (en la misma categoría que el de cuenta cuentos)
Timador
Observador (hay tela en este...)

Sumo y sigo?? Son verdaderamente vocacionales....

http://www.goear.com/listen/be227ea/il-mondo-va-benne-a-matraca-perversa

domingo, 11 de marzo de 2012

SE BUSCA PISO

Hace tiempo que ando, andamos buscando un rincón del que nadie nos pueda tirar. Si hablo de ese derecho, no ya constitucional, sino catalogado como derecho humano, a tener un techo, una vivienda digna.
Estoy aprendiendo mucho, no solo sobre precios, la burbuja inmobiliaria, los gastos de una hipoteca, euribor intereses y la madre que los parió.
Pero sobre todo estoy aprendiendo sobre la venta de un piso desde el lado de la inmobiliaria, quien sabe? tal vez me pase al otro lado y acabe vendiendo pisos.
El lenguaje es perverso, embustero y, y da mucho juego.
Paso a detallaros algunas claves:
- Piso muy luminoso = piso interior a patio de luces mostoso.
- Finca señorial = piso de casi cien años para reformar integramente
- Reforma integral de diseño = un 4º sin ascensor
- Terraza de 50 metros = la casa otrora tiempo del portero de 50 metros con suerte
- Piso muy bien ubicado, haría falta una pequeña reforma = han reformado hace 20 años el baño y unacocina pero el resto está para cambiar por completo
- Piso ofertado por banco, tirado de precio = una cuadra habitualmente sin ascensor
- Piso a reformar= invertir 40 mil euros para poder entrar
- Loft = piso de 60 metros construidos, cocina ínfima en el espacio único, baño ínfimo y con suerte exterior (no hay manera de quedarte con tus muebles
- Piso con amplio salón (3 dormitorios antes, después 2), el que queda para la cama y apenas 2 mesillas
- Reforma de diseño y terraza 25 metros = 45 metros cuadrados

Y así hasta poder realizar una tesis doctoral sobre el lenguaje inmobiliario

Pasen , pasen y vean...

http://www.goear.com/listen/0ac62e1/un-arbol-de-30-pisos-adriano-celentano

miércoles, 7 de marzo de 2012

POR AQUÍ MEANDO A VER LO CAGO....

Y en estas cavilaciones, sorprendida me hallo....
Yo comprendo que la contemplación, cuando no simple visión de la fealdad, miseria, minusvalías, mugre, pobreza y marginación en todos sus ámbitos, no resulta plato de buen gusto, ni es políticamente correcto dejarse ver de semejante guisa.
Nuestros delicados ojos y delicada sensibilidad no puede con ella misma.
Hombre! que viene la linda prima Vera, con cortinglés, sus florecitas, sus fallas en Valencia, Semana en Santa en Sevilla, fiestas de la prima en Murcia, terracitas al sol con cerveza o martini y papas fritas o aceitunas, no importunéis leche!
A propósito recuerdo aquel tema de Nacha Guevara que os invito a escuchar con cierta atención:


http://www.goear.com/listen/f223713/damas-de-beneficencia-nacha-guevara,

Dicho todo lo anterior cuando he sabido que en Valladolid ha salido una ordenanza o algo similar, por la que a los indigentes que mendigan en la calle se les multará...creo que hasta mil euros, mi mandíbula se ha quedado descolgada, posteriormente me ha entrado un ataque de carcajadas muy tristes...y a la vez alegres imaginando la situación y al afectado pensando para sí "sí si sí, multeme Vd aunque como no tengo con que pagar (motivo por el que me encuentra en la puta calle)apreseme,  me lleven preso: comida, cama, techo, sanitarios..."

no sé como definir la situación que no tiene nombre ni apellidos, como los hijos de madre desconocida. Jé! que fina puedo ser ;-)

martes, 21 de febrero de 2012

RECOPILATORIO

http://www.goear.com/listen/9efc1ac/lestaca-lluis-llac
Lo que sigue no lo dije yo, lo dijo él, Ghandi:

No hay camino para la paz, la paz es el camino.
Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.
En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle

Creo que por hoy hay suficiente.

lunes, 20 de febrero de 2012

A VISTAHERMOSA

Los vecinos del barrio celebraban una reunión extraordinaria. Se había planteado un problema que se ubicaba muy cerca de ellos en uno de los edificios que tenía un bajo en alquiler.

!No hay derecho! !Ese tío es un asqueroso! ¿síiiii?. !No es posible!

Diga diga...?seguro que es normal?, mujer normal, lo que se dice normal no debe ser digo yo...
!La culpa la tiene el gobierno si realmente creara puestos de trabajo no habría tanto paro y a nadie se le ocurriría esto.
Tampoco hay que exagerar,
Oiga.. eh? que qué pasa ' Pues nada que uno ha alquilado el bajo de Perico y quiere instalar un tanatorio. Un tana qué?, un tanatorio, un sitio de esos para tener a los fiambres frescos hasta que se los llevan al huerto de los callaos con los pies por delante. Coño! que cosas se inventa la gente.
Sí el dueño del bajo no ha pensado nada más que eso, en sacarle producto al local, igual que el que lo alquila. Ya me dirá si nosotros, yo particularmente, puedo consentir tener algo así  debajo de mi casa ¿se imagina lo que tiene que ser ver pasar diariamente ante una puerta que cada vez que se abre es para pasar, mejor dicho para meter y sacar un elemento o elementa más tieso que el pan de los domingos?.
La verdad no lo había pensado, pero tiene que dar dinero y tal como están las economías el dueño tendrá al menos dónde caerse muerto. Además hablando de imaginar ¿ha visto Vd. negocio mas silencioso que ese?, dígame ¿le parece mejor una discoteca que arma tanto escandalo con la puerta llena de gilis que le dan al porro !porra les daría yo! porque dicen que es menos perjudicial que un chato de vino?
Hombre visto así no sé que decirle...que uno tiene hijas jóvenes...chiss calle calle! que va a hablar el alcalde.

Señoras y señores, vecinos y vecinas, amigos todos! atendiendo a la voluntad de todos los habitantes del barrio y considerando lo justo de la misma, he decidido que elevemos una protesta a nuestro gobierno autónomo a fin de penalizar la existencia de tanatorio alguno, al menos dónde nos encontramos.
Bieennn! bravo!!!!
Es necesario, prosiguió el alcalde, crear un comité de redacción para elaborar el texto, que enviemos a la Comunidad Autónoma. Los que lo deseen puede formar parte de él, manifestaremos la más enérgica protesta ante semejante acto de terrorismo social, la falta de consideración y respecto a unos dignos, y hasta ahora felices vecinos de este barrio, constituyendo un atentado contra el buen nombre del mismo:!Vistahermosa!

El discurso del alcalde fue acogido con regocijo por parte de los allí presentes quienes con prontitud se prestaron para redactar el texto previa colaboración y apoyo de las gentes de la capital, que en un gesto solidario y ante el temor de un posible traslado del lugar motivo de disputa cerca de ellos accedieron rápidamente a la tarea.
El presidente de la comunidad se hallaba perplejo. Recibía presiones de todas partes , los vecinos amenazaban con llevar a cabo una huelga de hambre por tiempo indefinido (durante un mes seguido habían engullido dos kilos diarios de carne por persona, cuatro barras de pan, tres litros de leche y paro de contar)

Finalmente tras muchas deliberaciones, el presidente de la comunidad para preservar su prestigio popular cedió, obligado, pero cedió:
 "Los tanatorios quedaron prohibidos en la comunidad de la región"


Por aquella época (pleno mes de agosto, el gobierno central de vacaciones, las funerarias también) dió  en producirse una extraña epidemia hasta entonces desconocida que acababa con la gente en menos tiempo que un pirulí a la puerta de un colegio.
La capital fue sometida a cuarentena.
Los médicos que también empezaban a caer como moscas , se sentían impotentes ante aquel virus que resistía todo y al que comenzaron a temer por ellos mismos.
Si una familia estaba compuesta por cinco miembros, acaso se libraban uno para sucumbir a los pocos días.

Poco a poco las flores del ayuntamieto que  con tanto esmero poblaran plazas y jardines, se marchitaron.
 Las persianas de las ventanas y negocios se cubrieron con un manto de polvo.
 El país  entero, finalizadas las vacaciones, estaba pendiente del suceso.
Solamente en algunas zonas la epidemia no atacaba con tanta violencia, y las gentes de aquellas zonas se encargaban de velar y enterrar a los muertos del resto del territorio.
Llegó el momento en que la mano de obra resultó insuficiente para tanto trabajo. Muchos de los fallecidos quedaban abandonados en sus casa con lo cual la situación sanitaria empeoró mucho.


Las regiones vecinas ofrecieron gratuitamente sus servicios, transporte y velatorio incluido.
esta situación dio lugar a en el resto del país se solucionara la plaga del paro, y un enriquecimiento inimaginable a costa de la región afectada. Tanta demanda había, conductores, floristas, carpinteros, u más...para los caídos de ese verano.


De pronto, sin saber cómo, el virus remitió, pasó la cuarentena.

Pero  la comunidad entera fue un inmeso tanatorio y el presidente del Gobierno Autónomo el Tanador Mayor.

sábado, 18 de febrero de 2012

EL DON DE LA PALABRA Y DE COMO SIEMPRE HAY UN POEMA OPORTUNO PARA TI

Santo silencio profeso:
No quiero, amigos, hablar;
Pues vemos que por callar,
A nadie se hizo proceso.
Ya es tiempo de tener seso:
Bailen los otros al son,
Chitón.

Retrato de Francisco de Quevedo.jpg


Este señor era un adelantado en su tiempo ;-) y con una lengua.....que ya quisiera yo para mí en una milésima parte, y ya es mucho....

Haré de esos versos mi fe
claro que para ello debería dejar de escribir aquí, aunque en sentido estricto "Santo silencio profeso..."
o profesaré...

viernes, 17 de febrero de 2012

PEQUEÑITA GALERIA MUSICAL

http://www.goear.com/listen/ecb7006/sous-les-ponts-de-paris-yves-montand

http://www.goear.com/listen/8d37d12/que-reste-til-de-nos-amours-yves-montand

http://www.goear.com/listen/36283f1/ne-me-quitte-pas-yves-montand

http://www.goear.com/listen/2232f74/cest-si-bon-yves-montand

http://www.goear.com/listen/3c0b56c/paris-je-taime-damour-maurice-chevalier

http://www.goear.com/listen/4aee814/que-reste-t-il-de-nos-amours-charles-trenet

http://www.goear.com/listen/c80d7ae/ton-sourire-est-dans-mon-cur-smile-andre-claveau

http://www.goear.com/listen/37580fa/cette-chanson-est-pour-vous-madame-jean-sablon

CANTEMOS

http://www.goear.com/listen/348ef8f/le-chant-des-partisans-yves-montand

Estoy profundamente triste, de verdad, no es retorica.
La máquina del tiempo ha funcionado y siento que estoy entre tantos otros seres humanos de fechas pasadas que tan mal lo pasaron.
Estoy entre todos aquellos que tuvieron miedo y tuvieron amordazados sus labios.
Estoy entre aquellos que se aferraban a su pensamiento porque es lo único que nadie te puede robar.
LO ÚNICO
Estoy entre aquellos que no querían reclamar por miedo, entre aquellos que sentían vergüenza por tener miedo y callar.
Estoy entre aquellos que no podían pensar en un mañana mejor porque cada mañana era peor y un futuro mejor era un sueño que cuando se cumplió no vieron ni disfrutaron.
Estoy entre aquellos que se sintieron vigilados.
Estoy entre aquellos que se conformaban con no pasar hambre.
Estoy entre aquellos que tenían miedo a enfermar.
Estoy entre aquellos que solo querían vivir en paz.
Estoy estoy estoy
Estoy paranoica???

martes, 14 de febrero de 2012

TRIPALIUM

Esta va de etimología y otras hierbas.
Erase que se era un elemento de tortura para esclavos que data más o menos del  siglo IV. Consistente en una especie de cepo con tres palos para tener al esclavo sujeto y torturarlo.

Su nombre era "tripalium" de dónde se originó el verbo "tripaliare" que significa torturar.
Tripaliare, de origen latino, como tripalium, derivó a otro sustantivo "trebajo", que con el tiempo acabó asimilandose a TRABAJO.
Es decir que etimológicamente y añado yo por lo que me enseñaron, aquello de que ganarás el pan con el sudor de tu frente...,  no es difícil colegir que trabajar es un elemento y ejercicio  de esclavitud con el  que sufres y te torturan.
La guinda es que cada vez: con más saña y menos derechos....y, a nuestro pesar con menos trabajo, de tal modo que cuanto menos te torturan, más jodido estás.
Repasaré el griego para ver de dónde viene reducción del sueldo base, etc etc .

Así son las cosas y así me las han enseñado el semanal del País, y yo que tenía olvidado el latín.

sábado, 11 de febrero de 2012

CAJA - CASH FLOW


http://www.goear.com/listen/124c45c/money-money-liza-minelli

Se abre la veda, a partir de ahora los empresarios podrán bajar el sueldo a los trabajadores sin necesidad de acuerdo por razones de productividad o competitividad
NO LO DIGO YO......
Qué será lo próximo? Tienen Vds, que pensar mucho????
Tal vez nos merecemos lo que tenemos????
Producimos mucho y mal???
No pegamos chapa y hay que atizar la leña...con más leña para que haya fuego????
O nos conformaremos con pan y circo????
demasiadas preguntas en poco espacio, me voy...no se a dónde probablemente al punto más escatológico que se me ocurre, literalmente a la mierda, o por las patas abajo. Pero no sola, nos o quepa duda.